Patria, Fernando Aramburu

Desde el blog quiero hacerle mi pequeño homenaje a un libro que he leído recientemente y que “me ha cambiado un poquito la vida“: Patria, de Fernando Aramburu.

Os sonará a todos, ya que se ha hablado mucho de él últimamente, además de que le han otorgado el Premio de Nacional de Narrativa en 2017, en mi opinión merecidísimo. Y, es una alegría decir eso, ya que muchos premios literarios son, en realidad, premios comerciales, y sin duda en este caso prima la calidad.

Recibió anteriormente, en 2016, el Premio de la Critica en la categoría Narrativa y, también en 2016, el Premio Umbral.

Patria
Patria

La novela abarca 30 años, desde mediados de los ochenta hasta poco después de anunciar ETA el abandono definitivo de la violencia en octubre de 2011.

El libro cuenta la historia de dos familias que viven en un pueblecito cercano a San Sebastián. Al principio las dos familias están muy unidas por amistad pero poco a poco van surgiendo grietas y dudas que hacen que acaben por enemistarse y dejar de hablarse por cuestiones de ideología política.

Las madres de ambas familias, Bittori y Miren, juegan un papel decisivo por que llevan la voz cantante en ambas familias e influyen en las decisiones que sus maridos y sus hijos deben tomar al respecto de la posición que tomar y a cómo actuar de cara al vecindario y, así,  la animadversión crece debido en gran parte a ese fuerte influencia de las madres.

Pese a esto, los hijos de ambas familias toman decisiones, más o menos encubiertas, sobre lo que piensan y sobre con quien les apetece estar, siendo esta una de las partes bonitas de la novela, ya que se siguen relacionando de una forma velada.

El conflicto se va acrecentando por que la familia de Bittori progresa, ya que su marido, el Txato, saca a flote una compañía de transporte que va bien financieramente, aunque él tenga que trabajar mucho. Esto le genera que mucha gente en el pueblo, empezando por algunos de sus empleados, le tengan envidia, y empiezan las habladurías, le comienzan a tachar de chivato, cuando, en realidad, él no se mete nunca en política y la cosa se complica cuando no puede pagar el impuesto revolucionario a ETA y el destino de este hombre acaba con su muerte.

A partir de aquí el futuro de su familia se vuelve gris y, sobre todo, el de Bittori que no supera la pérdida y aprovecha la oportunidad del abandono de la lucha armada de ETA para volver a su pueblo, del que de alguna manera tuvo que salir repudiada.

 

Aramburu nos cuenta de forma magistral como se desarrolla, en el seno de cada familia, el camino hacia una  u otra ideología, cómo viven sus vidas cada uno de ellos, afectados por los acontecimientos y la presión social en el pueblo, de una forma excelente.

 

Es una novela muy psicológica ya que, podemos entender lo que pasa por la vida y las mentes de cada uno de los personajes y, al mismo tiempo, sociológica ya que nos ayuda a acercarnos a la realidad que debió ser vivida por un pueblo pequeño en esta zona durante aquellos años.

No puedo dejar de recomendar este libro que nos alerta sobre los peligros del fanatismo ideológico y de amar a una tierra por encima de los derechos humanos de los demás.

Pienso que debería ser lectura obligada (no para escolares) pero sí para institutos.

Fragmento libro:

Fue la primera pintada que le hicieron. Su convicción inicial: una gamberrada. Y más que la imputación, que lo irritó, y más que la fechoría ensuciante y fea, que lo irritó aún más, y más que la españolización ortográfica de su apodo, que lo sacó de quicio, lo indignó/inquietó que el garabato estuviera en la parte interior del muro. Lo cual significaba que algún intruso había entrado ¿de noche?, en el recinto.

 

Por Sonia Rico

 

2 thoughts on “Patria, Fernando Aramburu

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *