Las lecturas de Albert Lladó

Albert Llado

Albert Lladó tiene publicadas varias obras y en esta ocasión para prepararnos para su entrevista, que podéis ver publicada la semana que viene, hemos escogido varias, de las que os hacemos una breve reseña.

Cronopios propios, 2008 ( Bubook )

Este libro es un recopilatorio de los mejores textos publicados en la sección de Cronopios propios de la revista cultural llamada SISIFO. Cronopios son unos personajes de una serie de cuentos de Julio Cortázar que Albert toma prestado.

Albert habla de dolor, de sufrimiento. De un yo a veces solitario e inseguro. Pero también de alegría, de mañanas y de esperanza. Son trozos de la vida misma, pasajes que hablan de una necesidad que gira entorno a la belleza y a la verdad. Una necesidad de descubrir en cada momento, en cada instante lo que mueve y conmueve a la humanidad. Escritos desde la sinceridad, con humor inteligente, con exquisita delicadeza poética y otros con una imaginación despampanante:

“Tú cogida de la mano de Garamond, paseando por la línea veintitrés.”

Sigamos la invitación de Albert y pasémonos cogidos de las manos por sus Cronopios Propios.

 

La puerta, 2013 ( Editor A Fortiori)

En esta novela de aprendizaje (Bildungsroman) encontramos a un Albert estudiante que se enamora de una Maga en Barcelona y, junto a ella y sin ella al mismo tiempo, emprende un viaje personal dentro de Barcelona, que resulta otro protagonista en esta historia, con la voluntad de desembarazarse de ciertos lastres.

Es una novela que recorre la ciudad y sus lugares, conocidos y visitados por todos los que hemos crecido en ella.  Es una novela de autoficción en la que Albert recorre espacios como el Ateneu, el Marsella, el London, a ritmo de jazz, algo de sexo y alcohol.

La puerta es un símbolo hacia algo a lo que este Albert quiere avanzar y nos hace preguntarnos sobre cuantas puertas hemos atravesado nosotros en nuestras vidas y sobre el significado de hacerlo, o no, de quedarse en la entrada sin ser capaz de avanzar.

Una novela en la que te puedes quedar atrapado esperando que Albert y Blanca aparezcan por la puerta de Almirall para                                                      tomarse un vino contigo.

 

 La mancha, 2015 ( Arola)

En esta obra de teatro descubrimos que la obsesión por lo que podría ser una pequeñez nos puede a llevar a caminos inimaginables. El origen de una mancha en la pared en nuestro piso puede romper nuestro equilibrio emocional. Llevarnos a la confusión desencadenada por la opresión usada por el poder: la economía, la violencia y la explotada función social. Conceptos que enmarañan a la colectividad y con la que juegan los de la derecha o la izquierda para manipular incluso nuestra identidad. Derrumbe de ilusiones sin andamios. Ser víctimas de la codicia. Mártires del proyecto de una supuesta nueva vida, creyendo huir del autoritarismo.

 

 

 

 

 

Los singulares individuos, 2016 ( Ed. La isla de Sistola)

Esta obra la leímos hace unos meses y tuvimos ademas el placer de que Albert viniera a comentarla al club de lectura. Se trata de un libro de 32 relatos que Albert ha tardado unos cinco anos en escribir.

Valoro estos relatos como una reflexión de la realidad de las cosas. Además, sabemos que un buen relato exige saber jugar con los tiempos y es un ejercicio de concreción, que Albert consigue muy bien.

Para mí, ir paseando por estas historias ha sido sobretodo reflexión a través de sutilezas cotidianas que por el hecho de serlo, por estar siempre ahí, no me había planteado como problemáticas.Observar a estos individuos singulares ha sido ser consciente de la resistencia , de la rebeldía que habita dentro de ellos. A veces, son grises pero casi siempre lúcidos y conscientes de la realidad que les golpea y aún así eligen la soledad que la rebeldía trae consigo. Son capaces de pequeños actos revolucionarios y eso, es valentía.

Me quedo pensativa por un tiempo, con ganas de releer algunos de los relatos por segunda vez y de compartirlos con amigos,de preguntarnos cosas, de plantearnos juntos nuestras pequeñas zonas de confort y la idiotez de nuestras inercias.

 

http://albertllado.com/

Un comentario sobre “Las lecturas de Albert Lladó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *