Cuentos desde el otro lado Premios Guillermo de Baskerville

Cuentos desde el otro lado

Hoy la ultima de las reseñas de un libro nominado para concursar en los Premios Guillermo de Baskerville 2017 de la web www.libros-prohibidos.com en los que participo como jurado en la categoría Libros de relatos.

Cuentos desde el otro lado, publicado por Ediciones Nevski en 2016 es una antología de relatos escritos por autores de renombre que tratan sobre fantasía extraña, ciencia ficción (aunque alguno es mas realista)

Tengo que reconocer que la principio me atrajo mucho la portada, el titulo y ver que habían participado en la antología con un relato Marc Pastor y Jimina Sabadu, ya que tengo muy concepto de ambos: sin embargo, no por ello deje de empezar la lectura de este libro por el primer relato y leerlos todos, lo cual ha sido un grata sorpresa.

Dentro se encuentran personajes a medio camino entre dos mundos y presencia perturbadora como en “Antes que el cine” de Maria Zaragoza, una lucha entre dos activistas que siguen las nomas de un extraño comité en “La ballena varada de Kabelbag” de Tamara Romero , este el más realista de todos, una mujer a la que se le concede el poder de escoger tres de deseos en “El bazar de los deseos”  de Nerea Rosco, a una chica en una tienda que escoge un objeto influida por el extraño tendero en “El fabricante de unicornios “ de Aranzazu Serrano, una mujer que busca desesperadamente a su alma gemela en “El reparador de almas” de Juan Cuadra, un hombre que se mueve entre la locura en “Ellos “ de Luis Manuel Ruiz, un medico que viaja en el tiempo en Rusia en  “Yefremov- Strugatski” de Marc Pastor, a una chica reflexionando sobre la muerte de su padre al que conocía poco en “La segunda muerte del padre” de Cristina Jurado, la búsqueda de un niño perdido con tintes masónico en “Menos 1890” de Juan Ramón Biedma, un grupo de soldados que van a volver a casa al finalizar la guerra en “Nada que objetar” de Guillem López, los juegos on line en “Susurros en la maquina” de Jordi Noguera, una mujer victima de la violencia machista en “Casandra 38 “ de Concepción Perea, una niña que puede hablar con sus muñecas en “ El libro pequeñito” de Sofia Rhey, jóvenes maltratadores en una sociedad indeterminada en “La piñata” de Jimina Sabadu, y finalmente , “El retratista“ de Angel Luis Sucasas, donde un pintor es capaz de captar y plasmar los anhelos de sus clientes en sus retratos.

Mi opinión es que en general los relatos son originales, bien escritos y escogidos pero como pasa siempre en estas antologías el lector acaba con unos cuantos que son sus preferidos por una u  otra razón. Para mi sorpresa mis preferidos no son ni el del Marc Pastor ni el de Jimina Sabadu, y esto ha sido algo que una vez más me vuelve a demostrar que hay que darle una oportunidad a todos los textos.

El que más me ha gustado ha sido:

“Antes que el cine”, ya que ha sido el que más ha logrado envolverme de una atmosfera inquietante antes la figura de esta novia de pasado incierto y que puede hacer que el protagonista se enamore perdidamente de ella. Creo que está muy bien conseguido ese efecto y hace la lectura muy atractiva.

“Había pasado un ano completo entre la primera vez que vio a Amanda y esa noche frente al espejo recuperándose de un dolor extraño que había desaparecido al tocar un colmillo”

Fragmento de Antes que el cine

“El reparador de almas”, también es uno de mis preferidos ya que la idea de que alguien tenga el corazón roto y busque desesperadamente una solución es algo cotidiano, sin embargo, el elemento fantástico de que exista esta figura que te ayuda a reparar tu alma es brillante.

“El hombre al que bario la puerta era gris. Llevaba u viejo raje gris y tenía el pelo gris, y se cubría con un grueso abrigo gris. Hasta su piel parecía ligeramente gris y apergaminada. Solo su maletín era negro: una gran bolsa de cuero, como esos antiguos maletines de medico”

Fragmento de El reparador de almas

El libro pequeñito una muñeca escribe libritos muy reveladores, me ha cautivado esa imagen y la relación que establece con la niña, ese mundo de fantasías infantil, que puede parecer exacerbada a algunos adultos.

“Las muñecas podemos intercambiarnos los cuerpos con las niñas. Es algo que todas hacemos de vez en cuando, por la noche, para recordar cómo es respirar y esas cosas”

Fragmento de El libro pequeñito

Recomiendo la lectura del libro porque, ante todo, contiene calidad y hay una segunda razón, especialmente, para todos aquellos que no sean conocedores  de este subgénero, la fantasía extraña, ya que es una manera muy amable de comenzar a leer.

 

Sonia Rico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *