Hoy viene a leer…Ángel Elgue.

Ángel Elgue (Montevideo, 1984) es Técnico en Comunicación Social y vive en Barcelona, donde trabaja como redactor para diferentes webs, tras haber colaborado realizando críticas de cine en la extinta “cineasta los créditos”.

Ha publicado El mensaje secreto de los piojos, en la antología “Sopa de letras – La cena de los hermanos” por Ediciones Fergutson en el año 2010; El origen de los hematófagos, en la antología “La sombra de Polidori”, por Saco de Huesos Ediciones en el año 2014; El argumento Lee Min Ki en el nº 3 de “Bestiario de lo sobrenatural” por la misma editorial en el año 2016; y ha sido seleccionado con El Inquisidor, el verdugo, el reo, la esposa y el niño para formar parte del nº4 en el año 2017. Ha obtenido mención especial en el I concurso de relatos negros y cortantes, organizado por OcioZero con el cuento Economía de Venganzas (2016).

Ha obtenido mención especial en el 2º concurso “Carbono Alterado 2016” (Uruguay) con el cuento El mejor de los mundos posibles publicado por MMediciones en la antología “Ruido Blanco 4”; y segundo premio en su tercera edición con el cuento O se espera o se cambia publicado por la misma editorial en la antología “Ruido Blanco 5” (2017).

1. ¿Qué te llevó a venir a España?

Mi exnovia, la única novia que tuve y con la que compartí once años y medio de mi vida. A ella le gusta cambiar, es capaz de vivir en cualquier ciudad del mundo, sin embargo, yo soy más temeroso de los cambios. A los dos nos atraía la idea de viajar, conocer otras ciudades, otras culturas, pero sin su empuje creo que, para empezar, jamás me hubiera subido a un avión, porque además me da mucho miedo volar. O sea que, por lo menos en mi caso, se cumplió en alguna medida ese famoso dicho: dos tetas tiran más que dos carretas.

2. ¿Cómo empezó tu andadura en el mundo literario?

Como lector, ya de niño me entretenía con una colección de librojuegos que se llamaba “Elige tu propia aventura”, heredada de la biblioteca personal de mis primas (aunque no estoy muy seguro) y de una ciencia ficción dirigida con absoluta claridad a un público infantil. Me fascinaba la idea de elegir entre varias posibilidades frente a determinada situación y siempre me tensionaba no tanto con la historia sino con la elección que yo tomaba para sobrevivir e intentar llegar al mejor final posible, porque me tomaba incluso varios minutos para pensar si pasar a una página o a otra. Estos librojuegos me llevaron a leer con gusto, no de forma mecánica y obligada como aún suele hacerse en algunas escuelas.

Puedo decir que en mis tiempos no existía Harry Potter, pero existían los cuentos de Roy Berocay y las “Aventuras del sapo Ruperto”. Ya de más grandecito, después de algunas lecturas más adultas, cometí el descaro de expresar mis historias. Con un amigo jugábamos a escribir cuentos donde los personajes eran nuestros padres, abuelos, tíos. En la mayoría de los casos eran redacciones incoherentes, irrisorias, exageradas. Si hoy los leyera creo que me tiraría por un balcón.

4. Hablemos de tu cuento “O se espera o se cambia”. Es una historia que transcurre del pasado hasta el futuro con una visión de gran catástrofe. Hemos investigado que los personajes son reales.

Tal cual. Walter Benjamin decía, para criticar la dialéctica Marxista, que la Historia es un paisaje en ruinas. Yo creo, motivado por el pesimismo y ojalá me equivoque, que el futuro será, a su vez, las ruinas de las anteriores. Ese paisaje nada tiene que ver, por supuesto, con el conocimiento humano y sus progresos tecnológicos, porque las ruinas no están allí, sino en la propia consciencia. La Humanidad no se comporta como especie, sino como colectividades de individuos. Pensé en un relato con predicciones catastróficas porque creo además que existe el interés de conjeturar cómo la propia catástrofe se abrirá paso a través del tiempo.

Es cierto que Jean-Baptiste Eugène Tandonnet, Jean Martín Hiribarren y, por supuesto, Louise Lucien Bonaparte existieron. Lo que hago es colocarlos en situaciones de ficción para lograr el relato en su conjunto. El resto de los personajes históricos, que también son reales, fueron recolocados en situaciones que la Historia sí ha registrado, es decir, en situaciones que también sucedieron en la realidad. Este juego de realidad-ficción no es nada original, por supuesto, pero la verdad que disfruto mucho haciéndolo.

5. En “El mejor de los mundos posibles” desarrollado en la selva amazónica, en dónde siempre escondes tus manuscritos secretos, ¿cómo se te ocurre crear una nueva religión llamada Neo-lógica?

Recordé a Orwell, al oráculo de Delfos y a millones de personas que usan las redes sociales. Arrojé estos productos de la memoria en el interior de una hoya para hacerles hervir. Revolví a intervalos generosos. En una sartén empecé a dar vuelta y vuelta al Cristianismo hasta que se carbonizó. De la hoya salió entonces el plato sustituto.

Hace poco más de un siglo, Nietzsche declaró muerto a Dios. Puede que de esto haya brotado el interés para hacer nacer al nuevo. A la gente es cada vez más difícil venderle un ferrocarril en el cielo. A mayor refinamiento del intelecto humano, mayor refinamiento de su dios. En una sociedad en donde la ciencia vence a las doctrinas, el único dios posible es parido por la primera, deja de ser intangible y su poder se manifiesta de manera comprobable. Me imagine entonces la Neo-lógica, una readaptación degenerada de las grandes religiones monoteístas.

Por cierto, odio cocinar.

6. ¿Cómo construyes a tus personajes irreales?

No sigo un método específico para crearlos. No le hago un perfil antes de introducirlos en una historia, sino al revés. Las decisiones de los personajes, sus emociones, sus inquietudes, se van forjando conforme la propia historia exija. Primero construyo circunstancias, después personajes que la lleven adelante. En las revisiones, relecturas, hago los ajustes y fortalezco sus personalidades. No hago mucho más.

7. Hemos visto que siempre hablas de libros antiguos o prohibidos, ¿temes que se pierdan?

Puede ser. Predomina la intención de crear un golpe de efecto. Los libros antiguos, secretos, únicos, son un buen gancho que sirven como llave para acceder al misterio. Me gusta pensar, sin saber si estoy en lo correcto, que a un lector una de las mejores cosas que le puede pasar es encontrar un libro dentro de otro libro, y a su vez, por qué no, otro. Igual estamos tocando una zona erógena en el lector, no sé, sigo probando a ver qué pasa.

8. ¿En dónde te inspiras y cómo te imaginas las escenas?

Creo que cualquier situación desencajada o abrupta de la vida cotidiana me llama la atención. Encuentro más inspiración en un bar, hablando con amigos de cualquier boludez, mientras al lado alguien está vomitando. Encuentro menos inspiración, por ejemplo, yendo a un parque para ver cómo crecen las flores. No es que no disfrute esto último, sino que la materia prima con la que arranco igual es más difícil de extraer de allí, aunque al final no escriba nada que tenga que ver con bares, amigos, conversaciones banales y vómitos.

Incluso, me pasa que se me ocurren cosas interesantes cuando ya tengo la cabeza en la almohada, o estoy en la ducha o cargando un mueble, o sea, cuando no tengo nada a mano para escribir. Una vez, ya intentando dormir y no sé exactamente cómo, un pensamiento me llevó a otro y de pronto me encontré con algo que consideré,  por lo menos, una idea llamativa; pensé en un hotel asesino, es decir, el hotel en sí que se comía a la gente. No hay nadie que cometa un crimen, solo el edificio; sus paredes, su estructura, su escalera, su ascensor. Igual se me ocurrió porque durante el día había hablado con alguien de la cantidad de turistas que circulaban por Barcelona. Después, cuando me pongo a escribir, creo que, tal vez como todo el mundo, me imagino las escenas como si estuviera viendo una película.

9. Tu cuento obtuvo mención en el concurso “Carbono alterado 2017”.

En el 2016, El mejor de los mundos posibles obtuvo la Mención MMediciones del concurso. Este año, 2017, O se espera o se cambia obtuvo el segundo premio.

10. Fuiste seleccionado con el cuento “El mensaje secreto de los piojos” ¿Nos puedes contar de este cuento?

Fue mi primera publicación. Es un cuento para niños que esconde un mensaje secreto y al final del relato se dice cómo descifrarlo. La narración se desenvuelve en la cabeza de Juancito, donde existe una aldea de piojos con funciones muy específicas y a veces curiosas. Es algo muy diferente a lo que suelo escribir.

11. Tienes una novela no publicada, ¿podrías hablarnos de ella?

Tengo dos. Ambas novelas están ahora en el rincón de las arañas y hace bastante que no les hecho un ojo. Una de ellas es para un público juvenil y es la aventura de un niño que sobrevive a una pausa del tiempo. Todo queda congelado en el tiempo menos él y los responsables de la terrible situación, que son, nada más y nada menos, que los dioses de la mitología griega. Todo sucede en una escuela y se desarrolla como una aventura gráfica al estilo “Monkey Island”, videojuego mítico.

En la otra novela discurren dos historias, la que avanza de manera epistolar y la que narra la historia de un uruguayo que trabaja en Barcelona en el departamento de calidad de un call center. Tiene una vida rutinaria, está casado e intenta, siguiendo una costumbre que comenzó con su abuelo, llegar a un millón de euros para dejar de trabajar y vivir del interés que pague un banco suizo. El Hallazgo de la correspondencia secreta de su padre con una de sus amantes le deja trastocado y le va sumergiendo en una búsqueda enfermiza. Pasa de la comedia, un poco oscura e irreverente, a lo perturbador. El final me gusta porque, incluso a mí, me parece asqueroso, incómodo, y eso es bueno.

12. Formas parte del Grupo Bojador, ¿Nos cuentas?

Sí, me considero un Bojador. Como grupo me parece muy interesante porque somos muy diversos, en edades, pensamiento, procedencia, y aun así nos une la inquietud de escribir cosas que no dejen indiferente a nadie. Creo que nos une la producción de una literatura de tendencia más hardcore. Tenemos además estilos muy variados. No sé si alcanzaremos dejar huella, pero creo que hay tierra fértil y voluntad. La experiencia ya de por sí, pase lo que pase, me parece enriquecedora, porque lo bueno es que inevitablemente se aprende, y mucho.

13. Hay libros que nos pueden cambiar la vida, ¿cuál es el tuyo?

Si tengo que decantarme por uno, cosa que me cuesta un montón, te diría la Biblia (un libro que envuelve otros libros). Para algunos es ficción, para otros es realidad, para otros es un ensayo pedagógico, para otros es un pisapapeles. Por lo general no se lee del tirón y siempre se encuentran cosas increíbles. Lo veo como la epopeya atestada de razonamientos inconexos, a veces profundos, a veces infantiles, a veces psicópatas, de Yahvé, Jehová, contemplando e interviniendo en las epopeyas de los mortales.

7 thoughts on “Hoy viene a leer…Ángel Elgue.

    1. Apreciado Eduard
      vamos a ponernos en contacto con el escritor.
      Gracias por escribirnos
      Un saludo
      El equipo

  1. Me encanta la entrevista! Sois un trio genial.
    Deseo que el blog tenga mucho éxito.
    Un abrazo, Sonia, Cecília i Marimen.

  2. Me encanta la entrevista! Sois un trio genial.
    Deseo que el blog tenga mucho éxito.
    Un abrazo, Sonia, Cecília i Marinen.

  3. Qué interesante me parece este blog! Lo he encontrado de casualidad y me gusta muchísimo, os felicito.

    Voy a leer los cuentos de Ángel, me ha entusiasmado la entrevista!

    Saludos,

    Una admiradora

Comments are closed.